Nutrición, bienestar y promoción de la salud

  • 533
Info
Group Name:
Nutrición, bienestar y promoción de la salud
Category:
Quote of the day

El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces.

Steve Jobs

@nutricion_bienestarmx

La idea central de este grupo es compartir información importante, capaz de motivar y promover un estilo de vida sano con autoestima para cada individuo, con temas relevantes de nutrición tanto para el desarrollo personal como la promoción de la salud física y mental. Hablaremos de temas de alimentación, de ejercicio físico y mental que beneficien no solo al individuo sino a la comunidad y sociedad en general. Esto se promociona con la finalidad de que ames tu cuerpo y te sientas bien contigo mism@. 

Bienvenid@s al Grupo CVA

Nutrición 

Funciones vitales y procesos fundamentales

Salud mental 

Importancia de la salud mental

Factores para prevenir enfermedades mentales

Gasto energético y actividad física

Importancia de la nutrición para el deportista (nutrición, ejercicio, recuperación)

Pág, facebook

Bienestar psicologico, aceptacion de los sentimientos que tenemos por nosotros mismos con nuestro fisico, comportamiento y actitudes

Psychological well-being, acceptance of the feelings we have for ourselves with our physique, behavior and attitudes

Cumple con las necesidades nutricionales que necesita el cuerpo, garantiza calidad de vida y goza de el bienestar que proporciona una buena alimentacion

It meets the nutritional needs of the body, guarantees quality of life and enjoys the well-being that a good diet provides

Bienestar emocional, psicologico y social

Emotional, psychological and social well-being

 

Nutrición y bienestar

New Post
Not logged in users can't 'Create Post'.

 

Gasto energético y actividad física

El gasto energético se refiere a la cantidad de energía que un organismo utiliza en la realización de todas sus funciones y actividades. Estas funciones pueden ser tan variadas como el mantenimiento de la temperatura corporal, conducción de impulsos nerviosos, reparación y formación de tejidos, trabajo mecánico de los músculos para moverse, digestión de alimentos o respirar.

 

El sedentarismo está considerado por sí solo un factor de riesgo de muchas enfermedades crónicas.

Las personas físicamente activas desarrollan una mejor calidad de vida y mayor esperanza de vida. También se ha demostrado que su práctica libera endorfinas que aumentan nuestro bienestar psicológico, autoestima, control y autoconfianza.

Estos son algunos beneficios que se obtienen:

  1. Reducción de un 30% de la mortalidad
  2. Reducción entre un 20-30% del riesgo de enfermedad cardiovascular
  3. Previene la diabetes
  4. Mantiene el peso
  5. Reduce los depósitos de grasa
  6. Disminuye la pérdida de masa ósea (osteoporosis)
  7. Reduce la incidencia de cáncer de mama y colón
  8. Reduce la depresión
  9. Mejora el sueño
  10. Mejora la capacidad pulmonar y oxigenación

Importancia de la nutrición para el deportista (nutrición, ejercicio, recuperación)

Hay tres constructos que son básicos en relación al rendimiento de un deportista que serían el entrenamiento, la psicología, y la nutrición. Se ve como una pirámide, en la cual tanto el entrenamiento y la nutrición son la base, y arriba tenemos la psicología. 

La nutrición es absolutamente imprescindible porque, al igual que el entrenamiento es individualizado para el sujeto, la nutrición también debe de serlo. Está nutrición es individualizada a los procesos: al metabolismo, al entrenamiento, a las condiciones y a las situaciones propias del sujeto así como la consecución de su mente deportiva. 

Cuando estamos hablando de nutrición deportiva estamos hablando de que nos encontramos en un periodo de pretemporada - conocer el porcentaje de grasa del sujeto y las condiciones que nos encontramos. A partir de allí, se puede realizar una estrategia de intervención nutricional que se va analizando durante la temporada ajustando y optimizando de manera individualizada. 

Estas sustancias químicas que contienen los alimentos y que utiliza nuestro organismo son los nutrientes que se mencionan a continuación:

  1. Hidratos de carbono: Aportan energía
  2. Lípidos: Imprescindible para la vida, intervienen en multitud de funciones.
  3. Proteínas: Formadas por aminoácidos y son primordiales para la vida.
  4. Vitaminas y minerales: El organismo no los puede sintetizar, intervienen en reacciones metabólicas y funciones reguladoras.
  5. Agua: El cuerpo humano está formado por un 70% de agua, sin agua no hay vida.

Una alimentación sana, equivale a comer alimentos saludables con nutrientes beneficiosos para nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo necesita alrededor de 40 nutrientes diferentes para poder estar sano. Los nutrientes se encuentran en los alimentos pero no en la misma proporción, se distribuyen de forma diferente, por este motivo es importante que nuestra dieta sea variada, ya que de esta forma nuestro organismo podrá conseguir todos los nutrientes 

necesarios. El cuerpo humano es complejo; cada célula y cada órgano requieren vitaminas y minerales para funcionar adecuadamente.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), hacer más o menos ejercicio depende de la edad de cada uno. Así, para niños y adolescentes de 5 a 17 años de edad, se recomienda practicar al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada o intensa. Ello debe incluir actividades que fortalezcan los músculos y huesos, por lo menos tres veces a la semana. Según la OMS, la Organización Mundial de la Salud, hacer más o menos ejercicio depende de la edad de cada uno. Así, para niños y adolescentes de 5 a 17 años de edad, se recomienda practicar al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada o intensa. Ello debe incluir actividades que fortalezcan los músculos y huesos, por lo menos tres veces a la semana. Para adultos de 18 a 64 años de edad, se debe practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa. 

La OMS aconseja realizar las actividades de fortalecimiento muscular 2 o más días a la semana y de tal manera que se ejerciten grandes conjuntos musculares.

En adultos de 65 o más años de edad, conviene que practiquen al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa. Las personas con problemas de movilidad deben practicar actividad física para mejorar su equilibrio y prevenir caídas por lo menos 3 días a la semana.

En todo caso, esto se puede conseguir con un fuerte ejercicio aeróbico al menos 3 días a la semana, y luego aumentaremos la intensidad reduciendo las sesiones semanales. Antes de hacer ejercicio es importante preguntar sobre nuestra salud, si podemos hacerlo y preguntar sobre la actividad que puede ser más indicada para nosotros.

 

El ejercicio regular y la actividad física puede ayudar a:

  1. Controlar su peso: Junto con la dieta, el ejercicio juega un papel importante en el control de su peso y la prevención de la obesidad.Para mantener su peso, la energía que usted gasta en sus actividades diarias debe ser igual a las calorías que usted come o bebe. Para perder peso, debe quemar más calorías de las que consume
  2. Reducir el riesgo de enfermedades del corazón: El ejercicio fortalece su corazón y mejora su circulación. El aumento del flujo sanguíneo eleva los niveles de oxígeno en el cuerpo. Esto ayuda a bajar el riesgo de enfermedades del corazón como el colesterol alto, la enfermedad arterial coronaria y el ataque al corazón. El ejercicio regular también puede reducir la presión arterial y los niveles de triglicéridos.
  3. Controlar los niveles de azúcar en la sangre y de insulina de su cuerpo: El ejercicio puede reducir el nivel de azúcar en la sangre y ayudar a que su insulina funcione mejor. Esto puede reducir su riesgo de síndrome metabólico y diabetes tipo 2, si ya tiene una de estas enfermedades, el ejercicio puede ayudarle a manejar.
  4. Dejar de fumar: El ejercicio puede hacer más fácil dejar de fumar, reduciendo sus ansias y los síntomas de abstinencia. También puede ayudar a limitar el posible aumento de peso al dejar el cigarrillo.
  5. Mejorar su salud mental y su estado de ánimo: Durante el ejercicio, su cuerpo libera sustancias químicas que pueden mejorar su estado de ánimo y hacerle sentir más relajado. Esto puede ayudarle a lidiar con el estrés y reducir su riesgo de depresión. Mantener sus habilidades de pensamiento, aprendizaje y juicio a medida que envejece: El ejercicio estimula su cuerpo a liberar proteínas y otros productos químicos que mejoran la estructura y función de su cerebro.
  6. Fortalecer sus huesos y músculos: El ejercicio regular puede ayudar a hacer más fuertes los huesos de niños y adolescentes. Con los años, también puede disminuir la pérdida de densidad ósea relacionada a la edad. Hacer actividades de fortalecimiento muscular puede ayudarle a aumentar o mantener la masa muscular y la fuerza.
  7. Reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer: Incluyendo cáncer de colon, de mama, uterino y de pulmón.
  8. Reducir el riesgo de caídas: Para los adultos mayores, las investigaciones muestran que hacer actividades de equilibrio y fortalecimiento muscular, además de actividad aeróbica moderada, puede ayudar a reducir el riesgo de caídas.
  9. Dormir mejor: El ejercicio puede ayudarle a conciliar el sueño más rápido y permanecer dormido más tiempo.
  10. Mejorar su salud sexual: El ejercicio regular puede reducir el riesgo de disfunción eréctil en los hombres. Para aquellos que ya tienen este problema, el ejercicio puede ayudar a mejorar su función sexual. En las mujeres, el ejercicio puede aumentar la excitación sexual.
  11. Aumentar sus posibilidades de vivir más tiempo: Los estudios muestran que la actividad física puede reducir el riesgo de morir prematuramente de las principales causas de muerte, como las enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer

 

Realizar ejercicio físico es importante. No solo nos ayuda a estar más sanos, sino que además puede prevenir la aparición de una serie de enfermedades que pueden afectar de forma negativa a nuestro estado de salud. Hay una serie de recomendaciones de los expertos sobre el número de horas y la cantidad de ejercicio que cada persona debería realizar a la semana o de forma diaria. Pero los extremos nunca son buenos, por lo que no hay que olvidar la importancia del descanso. Hay investigaciones que hacer descansos en la rutina de ejercicios puede maximizar los beneficios de la actividad física y minimizar los riesgos. “El descanso y la recuperación son absolutamente necesarios”, dice Hunter Paris, profesor asociado de medicina deportiva en la Universidad de Pepperdine en California. 

El estudio aconseja no hacer más de cuatro o cinco horas de ejercicio vigoroso a la semana y recomienda al menos un día de descanso. Se sugiere que tomarse días libres nos puede proteger contra la pérdida ósea (sobre todo en el caso de las mujeres) y el exceso de inflamación, un factor de riesgo para muchas enfermedades crónicas. El sobreentrenamiento también le quita a tus músculos el tiempo que necesitan para recuperarse.

Por ejemplo: 

Todos pensamos que el GYM (lugar cerrado en donde se realizan ejercicios físicos para desarrollar y fortalecer los músculos del cuerpo y la resistencia física. Estos lugares están dotados de máquinas para trabajar determinadas partes del cuerpo y de instructores que guían la labor de las personas) está por encima de la alimentación y del descanso, nuestra teoría es que entre más entrenemos más tendremos resultado, eso es mentira, así puedas entrenar más de 4 horas y tener menor resultado que alguien que entrena 40 min y se alimenta correctamente. En este artículo veremos por qué es más importante la alimentación por encima del ejercicio realizado GYM.

Nosotros sin saber le invertimos un 70% de GYM un 20% en la nutrición y 10% descansamos lo que creemos que es lo necesario pero estamos en el camino incorrecto.

Cualquier programa de entrenamiento es incompleto si no se está incorporando un plan nutricional estructurado en ella. Si desea maximizar los resultados de su programa de entrenamiento, entonces debe tener un equilibrio nutricional.

Es la parte vital de nuestro crecimiento muscular ya que en ese momento sus músculos comienzan a repararse a sí mismos tan pronto como deje  de entrenar  en el GYM. Nos afecta y demasiado empezando por el bajo rendimiento que tendremos, menos producción de hormona de crecimiento que nos ayuda a construir masa muscular, así como hacer reparaciones a las células y tejidos.

El gimnasio es importante ya que este nos ayudará que nuestras fibras musculares se rompan y que entren los nutrientes, con la finalidad de tener mayor rendimiento, una mayor ganancia muscular todo es este trabajo se debe de llevar de acuerdo a una rutina específica para cada persona ya que no todos tenemos diferentes objetivos.

Una buena dieta es primordial para tener el nivel de rendimiento adecuado en cualquier actividad física. Además de las sesiones de entrenamiento, mantener un buen ritmo en la actividad cotidiana y conseguir mejoras en el deporte conlleva cuidar la alimentación.

El cuerpo humano necesita energía para poder llevar a cabo la actividad diaria y proporcionar los nutrientes que necesitamos para cubrir las necesidades básicas diarias y practicar cualquier deporte.

Como hemos dicho antes, mucha gente cuando descansa adecuadamente vuelve al gimnasio más fuerte de lo que era antes. Mucha gente tiene miedo de hacer los descansos porque cree que volverá más débil, cuando en realidad, es justo al contrario.

No se verá  reducción en tu fuerza y energía hasta que no lleves 3 semanas lejos del gimnasio, por lo que no tienes que preocuparte. Si te sientes débil, con poca energía y normalmente te encuentras dolorido, estos son signos de sobreentrenamiento, por lo que una semana de descanso puede ser muy beneficiosa.

Dando a tu cuerpo mucho menos estrés, tendrás la oportunidad de descansar y recuperarte como tiene que ser, lo que ayudará al crecimiento del músculo, a la vez que a la fuerza y la energía.

A veces, cuando sobreentrenas para intentar conseguir un aspecto físico apropiado, mejoras, tu salud psicológica  Tu mente puede jugarte malas pasadas, tu confianza puede sufrir un golpe y puedes llegar incluso a cuestionarte por qué te estás poniendo en esa situación de tanto entrenamiento para no conseguir ningún resultado, y la realidad es que no dejamos descansar el musculo para que haga sus funciones.

 

¿Qué es la salúd mental?

 

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la edad adulta y la vejez.También ha sido definido como un estado de bienestar por medio del cual los individuos reconocen sus habilidades, son capaces de hacer frente al estrés normal de la vida, trabajar de forma productiva y contribuir a sus comunidades. Salud mental se refiere a la posibilidad de acrecentar la competencia de los individuos y comunidades y permitirles alcanzar sus propios objetivos. La salud mental es materia de interés para todos, y no sólo para aquellos afectados por un trastorno mental.

Sustenta nuestras capacidades individuales y colectivas para tomar decisiones, establecer relaciones y dar forma al mundo en el que vivimos. Es, además, un derecho humano fundamental y un elemento esencial para el desarrollo personal, comunitario y socioeconómico. Las afecciones de salud mental comprenden trastornos mentales y discapacidades psicosociales, así como otros estados mentales asociados a un alto grado de angustia, discapacidad funcional o riesgo de conducta autolesiva.  

Importancia de la salud mental

Es uno de los eslabones del bienestar, ya que puede determinar cómo operamos psicológica, emocional y socialmente, entre otros. Y siendo tan importante los profesionales de la salud mental (psicólogos, psicoterapeutas y médicos psiquiatras) se encargan de proteger y mejorar el bienestar psicológico utilizando las medidas más adecuadas, profesionales y éticas. Mantener una salud mental positiva y tratar cualquier condición de salud mental es crucial para estabilizar comportamientos, emociones y pensamientos constructivos. Centrarse en la atención de la salud mental puede aumentar la productividad, mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos y mejorar las relaciones.

Fomentar la salud mental no solo mejora nuestro funcionamiento diario, sino que también puede ayudarnos a controlar, o al menos combatir, algunos de los problemas de salud física directamente relacionados con las condiciones de salud mental. Por ejemplo, las enfermedades cardíacas y el estrés están relacionados, por lo que controlar el estrés podría tener un resultado positivo en las enfermedades cardíacas.

Algunos beneficios que se generan son los siguientes: 

  1. Mejorar nuestro estado de ánimo.
  2. Reducir nuestra ansiedad.
  3. Crear una mayor sensación de paz interior.
  4. Pensar más claramente.
  5. Aumentar nuestra autoestima.
  6. Estar físicamente saludable.
  7. Mantener buenas relaciones.
  8. Contribuir en forma significativa a la comunidad.
  9. Trabajar productivamente.
  10. Alcanzar su completo potencial.
  11. Relaciones de calidad con las personas del entorno.
  12. Estado de bienestar constante y proyectos para el futuro.
  13. Mejor la calidad de vida de los individuos

Factores para prevenir enfermedades mentales 

Enfermedad mental, también denominada "trastorno de salud mental", se refiere a una amplia gama de afecciones de la salud mental, es decir, trastornos que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento. Son ejemplos de enfermedad mental la depresión, los trastornos de ansiedad, los trastornos de la alimentación y los comportamientos adictivos. Muchas personas manifiestan problemas de salud mental de vez en cuando. Pero un problema de salud mental se convierte en una enfermedad mental cuando los signos y los síntomas se hacen permanentes, causan estrés y afectan la capacidad de funcionar normalmente. La enfermedad mental puede hacerte sentir muy mal y ocasionar problemas en la vida cotidiana, por ejemplo, en la escuela, el trabajo o en las relaciones interpersonales. El 70% del origen de las enfermedades se encuentra en las emociones negativas, las más comunes son: miedo, temor, rencor e ira, las cuales afectan sobremanera al organismo y pueden generar enfermedades en huesos, glándulas suprarrenales, sistema inmunológico, etcétera. Así como las emociones y los sentimientos afectan al cuerpo, también algunas de las funciones del organismo afectan a las emociones.

La salud física y mental están conectadas. Algunas formas de cuidar su salud física incluyen:

  1. Estar físicamente activo: El ejercicio puede reducir la sensación de estrés y depresión y mejorar su estado de ánimo.
  2. Dormir lo suficiente: El sueño afecta su estado de ánimo. Si no duerme bien, puede sentirse irritado y enojarse más fácilmente. A largo plazo, no dormir bien puede aumentar la probabilidad de tener depresión. Por ello, es importante asegurarse de tener un horario de sueño regular y dormir lo suficiente todas las noches.
  3. Alimentarse saludablemente: Una buena nutrición le ayudará a sentirse mejor físicamente, pero también puede mejorar su estado de ánimo y disminuir la ansiedad y el estrés. Además, no obtener una buena cantidad de ciertos nutrientes puede contribuir a algunas enfermedades mentales. Por ejemplo, puede haber un vínculo entre niveles bajos de vitamina B12 y la depresión. Consumir una dieta bien balanceada puede ayudarle a obtener la cantidad suficiente de nutrientes que necesita

Comer una dieta nutritiva lo ayuda a mantener un peso corporal saludable y un corazón saludable. También ayuda a reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades crónicas. La nueva investigación ha demostrado que las elecciones de alimentos también pueden afectar su estado de ánimo y su salud mental. Esto a veces se llama la «conexión entre los alimentos y el estado de ánimo».

En algunos estudios, las personas que no llevan una dieta saludable tenían más probabilidades de presentar síntomas de depresión u otros problemas de salud mental. Además, parece haber una relación entre ciertos nutrientes en los alimentos y el bienestar emocional. Estos nutrientes incluyen ácidos grasos omega-3, ácido fólico, vitamina D, magnesio, vitaminas B y triptófano. Todos estos nutrientes se encuentran en alimentos que forman parte de una dieta saludable.Comer saludable no es solo un método para cuidar nuestro peso o vernos bien en las fotos, si no una necesidad real para mantener nuestro bienestar físico y mental. De hecho, la nutrición y la salud mental se relacionan estrechamente y determinan nuestro bienestar general

Funciones vitales y procesos fundamentales

Las funciones vitales de todo ser vivo son aquellas características funcionales biológicas que comparten todos y cada uno de los seres considerados con vida. Al contrario que los seres inertes, los seres vivos cuentan con complejas funciones y características durante todo su crecimiento y desarrollo. Existen seis funciones vitales de los seres vivos que son: nacer, respirar, alimentarse, adaptarse al entorno, crecer y reproducirse; las cuales, se enuncian en las siguientes tres funciones vitales comunes:

l5ziv7riphvcysuhi7r82mpwq8lllvga.png

De acuerdo con las funciones vitales, se describen a continuación los cuatro procesos fundamentales y necesarios en los seres vivos:

1.   Proceso Digestivo: Se realiza en el Aparato Digestivo. 

Mediante este proceso obtenemos los nutrientes para ser aprovechados por nuestro cuerpo.

Empieza con la digestión en la boca realizando la masticación y la salivación.

Se mastica y se mezcla con la saliva para conseguir que pase al estómago a través del esófago, un tubo largo de paredes musculares. Una vez en el estómago se mezcla con los jugos gástricos, jugos que tienen gran acidez y esto hace que mate todas las bacterias que contenga el alimento y además descompone las proteínas en sustancias más simples.

El alimento sólido se convierte aquí en una masa líquida y espesa llamada quimo. El quimo es una masa de consistencia semisólida y carácter ácido formada durante la digestión de los alimentos.

El quimo es transportado hasta el intestino delgado donde se mezcla con la bilis que envía el hígado, con los jugos pancreáticos que vienen del páncreas y con los propios jugos intestinales formando lo que se llama el quilo.

Aquí termina la digestión y se obtienen los nutrientes que son absorbidos por las paredes del intestino y que pasan a la sangre a través de los pliegues que posee el intestino, estos pliegues se llaman vellosidades intestinales. Pero en este proceso hay nutrientes que el cuerpo no necesita, estos se envían desde el intestino delgado al intestino grueso donde se forman las llamadas heces, una vez allí expulsarlos al exterior.

Figura 1.

2.   La respiración: mediante la respiración obtenemos el oxígeno del aire.

Esta se realiza en el aparato respiratorio y el oxígeno que se obtiene lo consumen las células de nuestro cuerpo para liberar azúcares, sin el cual no podrían realizar sus actividades en el cuerpo. Consiste en el intercambio de gases con el medio externo. Por norma general, los seres vivos reciben oxígeno y liberan dióxido de carbono.

3.   La Circulación: Se realiza en el aparato circulatorio.

Una vez que el intestino delgado absorbe los nutrientes, éstos pasan al torrente sanguíneo en donde son transportados a todas las partes del cuerpo.Transporta los nutrientes, el oxígeno y las sustancias de desecho por todo el cuerpo.

Figura 3

4.   Excreción: Se produce en el aparato excretor y su misión es expulsar al exterior todos los desechos que son inútiles para el cuerpo.

Figura 4

  1. La Circulación: Se realiza en el aparato circulatorio.

Una vez que el intestino delgado absorbe los nutrientes, éstos pasan al torrente sanguíneo en donde son transportados a todas las partes del cuerpo.Transporta los nutrientes, el oxígeno y las sustancias de desecho por todo el cuerpo.

Figura 3

  1. Excreción: Se produce en el aparato excretor y su misión es expulsar al exterior todos los desechos que son inútiles para el cuerpo.

Figura 4

¿Qué es nutrición?

La nutrición es el proceso biológico que ocurre en un ser vivo cuando su organismo absorbe, de los alimentos y líquidos, los nutrientes que necesita para su crecimiento y el desarrollo de las funciones vitales. A través de la alimentación, el organismo incorpora hidratos de carbono, vitaminas, minerales, proteínas y grasas. Los seres humanos consumen distintos tipos de alimentos y, luego de procesos físicos y químicos, el cuerpo incorpora los nutrientes de estos alimentos y los transforma en energía para desarrollar sus principales funciones, como el movimiento, la reproducción y el crecimiento . Una buena y variada alimentación ayuda al correcto funcionamiento del organismo y, para eso, se deben incluir en las comidas distintos tipos de alimentos que aporten los diferentes nutrientes.

Para mantener un cuerpo sano y equilibrado es importante conocer los tipos de nutrientes que existen, regular la cantidad de alimento que se ingiere de acuerdo a las necesidades físicas personales, realizar actividad física y mantenerse hidratado. Con una buena alimentación, pueden ser evitadas o aliviadas muchas de las enfermedades comunes o propensas a desarrollar una enfermedad. También se utiliza el término nutrición para hacer referencia a la ciencia que estudia la alimentación y su relación con la salud del ser humano. La nutrición estudia los procesos que permiten al organismo incorporar los nutrientes de los alimentos y tiene en cuenta variables como la importancia de una dieta equilibrada, de mantenerse hidratado y de realizar ejercicio físico de forma regular.

Los seres vivos pueden llevar por delante dos tipos de nutrición:

                                      vuusnxejvsfzxcw4m2refjdyzkcrifh7.png

 F1. Tipos de nutrición

Los nutrientes son las sustancias que están presentes en los alimentos y que el organismo del ser humano utiliza para realizar sus funciones vitales. Es importante conocer los diferentes tipos de nutrientes, los beneficios que traen al nutrientes y las funciones que cumple cada uno, para así tener una alimentación saludable y equilibrada que aporte todo lo necesario al organismo.

Existen dos tipos principales de nutrientes:

  1. MACRONUTRIENTES: Son nutrientes que el organismo requiere en grandes cantidades y son responsables de introducir energía al cuerpo. Estos son:
  • Proteínas: Son macromoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos y que realizan funciones vitales dentro del organismo, entre las que se destaca el desarrollo de células  y tejidos. El cuerpo está formado por distintas proteínas y cada una cumple una función específica. Algunos de los alimentos que aportan proteínas al organismo son: pescado, pollo, huevos, soja, carnes rojas, frutos secos, legumbres, entre otros. Ayuda a construir, mantener y reparar huesos, dientes, glándulas, nervios, músculos, sangre, corazón, pelo, uñas y piel entre otros beneficios. 
  • Hidratos de carbono: Son moléculas que aportan la energía que el cuerpo necesita para realizar todas sus funciones. Son nutrientes muy importantes para el organismo y, cuando ingresan al cuerpo, son convertidos en glucosa, que es el tipo de azúcar que permite el funcionamiento celular. Existen dos tipos principales de hidratos de carbono: los hidratos complejos, que son de asimilación lenta, producen sensación de saciedad y están en alimentos como el arroz, las pastas, el pan, las legumbres y la papa; y los hidratos de carbono simples, que son asimilados por el cuerpo de forma rápida, no generan sensación de saciedad y están en alimentos como el azúcar presente en frutas y verduras ó el azúcar que se agrega a postres, dulces y tortas.
  • Grasas: Son lípidos que cumplen funciones fundamentales para el organismo, como la reserva de energía, la formación de las membranas de las células, la asimilación de vitaminas y la protección de órganos del cuerpo. Existen distintos tipos de grasas (que resultan más o menos beneficiosas para el organismo): grasas saturadas (presentes en grasa animal, lácteos, embutidos, entre otros), grasas monoinsaturadas (presentes en aceites vegetales y frutos secos), grasas poliinsaturadas (presentes en pescados, mariscos, frutos secos y algunos aceites) y grasas transitadas (presentes en alimentos industrializados como barras de cereal, hamburguesas, snacks y productos congelados). Transportan vitamina A, D, E Y K a los tejidos, las cuales son indispensables para su óptimo funcionamiento. 
  • Agua: Es una sustancia que constituye uno de los nutrientes esenciales para la vida de los seres vivos. Una gran porción del cuerpo humano está compuesta por este nutriente que ingresa al organismo a través de bebidas. Además de formar parte indispensable en la composición de células y órganos, el agua cumple un rol fundamental dentro de procesos como la transpiración, la regulación de la temperatura  y la depuración de la sangre.                                                                       2. MICRONUTRIENTES: Son nutrientes que el organismo requiere en pequeñas cantidades y que cumplen funciones específicas. Estos son:
  • Vitaminas: Son 13 compuestos que el organismo necesita y que realizan funciones vitales como: la coagulación sanguínea, el desarrollo de los huesos  y tejidos, el funcionamiento del sistema nervioso, el desarrollo de la piel y la vista, procesos como el metabolismo. Las vitaminas son: vitamina A, D, E, K, C y B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12 y están presentes en alimentos como plátanos, huevos, pescado, carnes rojas, nueces, semillas, leche, cítricos, legumbres, cereales y verduras (como aguacate, brócoli, zanahoria, calabaza, espinaca, entre muchas otras).
  • Minerales: Son sustancias inorgánicas, como el calcio, el potasio, el yodo, el hierro, el magnesio, el fósforo, el cloro y el sodio, que el organismo absorbe a través de alimentos. Estos minerales participan en procesos metabólicos y tienen funciones vitales como: el desarrollo y crecimiento de los huesos y dientes, dar estructura a los tejidos y la constitución de determinadas hormonas. Algunos alimentos que aportan minerales a la dieta son: productos lácteos, pescado, carnes rojas, cereales, legumbres, plátanos, frutos secos, verduras de hoja verde, entre muchos otros.

Funciones vitales y procesos fundamentales

Las funciones vitales de todo ser vivo son aquellas características funcionales biológicas que comparten todos y cada uno de los seres considerados con vida. Al contrario que los seres inertes, los seres vivos cuentan con complejas funciones y características durante todo su crecimiento y desarrollo. 

Existen seis funciones vitales de los seres vivos que son: nacer, respirar, alimentarse, adaptarse al entorno, crecer y reproducirse; las cuales, se enuncian en las siguientes funciones vitales comúnes:

                                                           F2. Funciones vitales

De acuerdo con las funciones vitales, se describen a continuación los cuatro procesos fundamentales y necesarios en los seres vivos:

1. Proceso Digestivo: Se realiza en el Aparato Digestivo. 

Mediante este proceso obtenemos los nutrientes para ser aprovechados por nuestro cuerpo.

Empieza con la digestión en la boca realizando la masticación y la salivación.

Se mastica y se mezcla con la saliva para conseguir que pase al estómago a través del esófago, un tubo largo de paredes musculares. Una vez en el estómago se mezcla con los jugos gástricos, jugos que tienen gran acidez y esto hace que mate todas las bacterias que contenga el alimento y además descompone las proteínas en sustancias más simples.

El alimento sólido se convierte aquí en una masa líquida y espesa llamada quimo. El quimo es una masa de consistencia semisólida y carácter ácido formada durante la digestión de los alimentos.

El quimo es transportado hasta el intestino delgado donde se mezcla con la bilis que envía el hígado, con los jugos pancreáticos que vienen del páncreas y con los propios jugos intestinales formando lo que se llama el quilo.

Aquí termina la digestión y se obtienen los nutrientes que son absorbidos por las paredes del intestino y que pasan a la sangre a través de los pliegues que posee el intestino, estos pliegues se llaman vellosidades intestinales. Pero en este proceso hay nutrientes que el cuerpo no necesita, estos se envían desde el intestino delgado al intestino grueso donde se forman las llamadas heces, una vez allí expulsarlos al exterior.

                                                Figura 1.

2. La respiración: mediante la respiración obtenemos el oxígeno del aire.

Esta se realiza en el aparato respiratorio y el oxígeno que se obtiene lo consumen las células de nuestro cuerpo para liberar azúcares, sin el cual no podrían realizar sus actividades en el cuerpo. Consiste en el intercambio de gases con el medio externo. Por norma general, los seres vivos reciben oxígeno y liberan dióxido de carbono.

En los seres vivos se producen dos tipos de respiración:

                                                  

                                           F3: Tipos de respiración

3. La Circulación: Se realiza en el aparato circulatorio.

Una vez que el intestino delgado absorbe los nutrientes, éstos pasan al torrente sanguíneo en donde son transportados a todas las partes del cuerpo.Transporta los nutrientes, el oxígeno y las sustancias de desecho por todo el cuerpo.

                                                Figura 3

4. Excreción: Se produce en el aparato excretor y su misión es expulsar al exterior todos los desechos que son inútiles para el cuerpo.

                                                Figura 4

                                                                  

¡Forma parte de esta comunidad de nutrición en donde encontraras noticias relevantes para seguir un estilo de vida sano!

¡Forma parte de esta comunidad de nutrición en donde encontraras noticias relevantes para seguir un estilo de vida sano!